Chevrolet Nuevo Cruze Hatchback

Versiones Nuevo Cruze Hatchback

Nuevo Cruze Hatchback

LT

Resumen

Versión base con climatizador, cámara trasera, control de crucero y pantalla multimedia. No cuenta con software de seguridad activa.

Nuevo Cruze Hatchback

1.4 Premier II

Resumen

Versión full con caja automática y techo solar. Suma seguridad activa: mantenimiento de carril, frenado de emergencia y asistencia de estacionamiento.

Resumen Nuevo Cruze Hatchback:

El Chevrolet Cruze 5 es un hatchback del segmento C, donde compite con auténticos clásicos, como como el Ford Focus, el Peugeot 308, y el Toyota Yaris, entre otros. El modelo vigente en el mercado corresponde a la 2da generación, un auto completamente nuevo de fabricación nacional lanzado en 2016 en conjunto con una modalidad sedán conocida como Cruze, a secas. En 2019 esta 2da generación de Cruze 5 estrenó su primer restyling, comercializado como Nuevo Cruze 5 en coexistencia con la serie anterior. La actualización está – por ahora – disponible en solo dos versiones: LT (intermedia) y Premier (tope de gama). Esta confusa política comercial genera un cruce atípico entre versiones y diseños; un despropósito acaso justificable por el complejo 2019 que tuvo el sector automotor en Argentina. Con el tiempo – a medida que se vaya liquidando el stock actual – se espera que este Nuevo Cruze 5 incorpore también las versiones serie y LTZ, convirtiéndose así en el Cruze 5 por defecto y dejando atrás la versión 2016.

El rediseño del Nuevo Cruze 5 no presenta grandes variantes, excepto en la trompa. Los cambios más notables se perciben en el tamaño de la parrilla inferior (ahora más grande), los faros antiniebla y una nueva guarda cromada donde luce el distintivo moño de Chevrolet. El diseño es prácticamente idéntico al Nuevo Cruze, con excepción – obviamente – del remate posterior. Es una estética levemente conservadora, pero con un espíritu moderno y varios rasgos que llaman positivamente la atención, como su soberbio perfil afilado y con luneta casi horizontal. Al ser el Nuevo Cruze 5 la versión Hatchback, tiene una impronta más juvenil y deportiva que el Nuevo Cruze, que a muchos les recuerda al Toyota Corolla o el Honda Civic. El perfil trasero es especialmente atractivo, con un excelente equilibrio visual entre líneas armónicas y curvas agresivas. El conjunto es sobrio pero con un toque elegante y levemente deportivo que suma puntos con su look decididamente aerodinámico.

El Nuevo Cruze 5 mantiene el Motor Turbocompresor Ecotec 1.4 a nafta de 153 CV de última generación, muy confiable y eficiente, con cadena de distribución en vez de la más barata y menos fiable correa plástica. La trasmisión es de seis marchas manuales o automáticas – según versión – y la tracción es delantera.

En línea con las prestaciones de su motorización, el Cruze otorga una excelente aceleración de 8,5 segundos de 0 a 100 km/h. La velocidad máxima declarada de es 212 km/h pero en condiciones favorables puede llegar a 220 km/h, una de las mayores velocidades topes de un auto de fabricación nacional. El consumo de combustible es austero en ruta con 6,3 litros cada 100 km a 100 km/h y 7,8 litros cada 100 km a 130 km/h. En ciudad, consume lo estándar con un indicador de 10 litros. Su tanque de 50 litros – uno de los más chicos de su segmento – limita un poco la excelente autonomía del modelo.

Como ya es habitual en la estrategia comercial de muchos modelos – y a pesar de su muy generosa motorización – el Cruze 5 es un auto más orientado al confort que a la deportividad. Esto se ve reflejado en el comportamiento dinámico y las sensaciones de manejo. La amortiguación es blanda gracias a una muy buena puesta a punto de suspensiones. Esto redunda en un andar confortable y mullido, con menos sensación de agarre que algunos autos de la competencia. La dirección cuenta con asistencia eléctrica que la hace súper liviana. Esto es ideal para maniobras de estacionamiento, pero se extraña un poco más de dureza en manejo de montaña y curvas de alta velocidad. El despeje delantero es un poco conflictivo por su bajo ángulo de ataque, lo que facilita que el piso golpee en alguna cuneta de nuestras irregulares calles.

La posición de manejo es adecuada y flexible. Las butacas son muy cómodas, siendo regulable eléctricamente la del conductor. El volante es regulable en altura y profundidad. Curiosamente, el cinturón de seguridad no es regulable en altura. Los materiales, algunos encastres y terminaciones son mejorables, pero esto ya es hilar bastante fino. El Nuevo Cruze 5 cuenta con techo corredizo, un ítem exclusivo que lo distingue del Nuevo Cruze en su versión sedán. La posición en plazas traseras cuenta con más lugar para las piernas que la generación anterior de Cruze pero el techo es algo bajo y la quinta plaza es relativamente estrecha. El baúl es muy grande, pero el sistema de soportes de la tapa es intrusivo y el material del forro del piso podría ser de mejor calidad.

El equipamiento es una de las apuestas históricas del Cruze y este nuevo restyling 2020 llega con pocas pero importantes novedades. El titular principal se lo lleva su conexión Wi-Fi nativa – disponible en ambas versiones – con 3Gb ampliables y capacidad de conexión simultánea para hasta 7 dispositivos. Esto implica, básicamente, que el auto tiene su propia conexión a Internet, ahorrando el uso de datos celulares mientras se viaja. La otra gran novedad del restyling está en la posibilidad de desconectar voluntariamente el sistema stop/start. Fuera de estas novedades, las funciones de equipamiento son más o menos las mismas de siempre. La versión LT cuenta, entre otros accesorios, con computadora de a bordo, climatizador automático, control de velocidad crucero, cámara y sensor de estacionamiento traseros, indicador de presión de neumáticos, regulación eléctrica de los espejos exteriores y sistema OnStar. La versión Premier suma varios “chiches”, tales como sistema de acceso y arranque sin llave, encendido a control remoto, espejos exteriores rebatibles eléctricamente y sensor de estacionamiento delantero.

El puesto de mando es vistoso y moderno. Ofrece un tablero de cuatro agujas (velocímetro, cuentavueltas, temperatura del motor, nivel de combustible) y un display digital con muchísima información de la computadora de abordo (ej: indicador en tiempo real de la presión de cada neumático). El sistema MyLink multimedia es de nueva generación, compatible con Android Auto y Apple Car Play, además de conectividad Bluetooth y USB. En el caso de la versión Premier, incluye una pantalla táctil más grande (8’’ contra 7’’), navegador integrado y Split Screen.

En materia de seguridad, la gran novedad 2020 está en las prestaciones que suma la versión Premier. Al sistema de alerta de colisión frontal inminente y asistente de carril que tiene la versión LTZ Plus, el Nuevo Cruze Premier incorpora un sistema de frenado de emergencia que incluye también la detección de peatones. Además, suma por primera vez la función de alerta de punto ciego. Otra novedad está en los seis airbags de serie: además de los frontales y laterales delanteros, se incorporan los de cortina también para todas las versiones. Más allá de estas prestaciones, toda la gama cuenta con control de estabilidad y de tracción. Es una tecnología de seguridad que a esta altura tenemos que empezar a exigir como indispensable y que, por desgracia, muchas marcas optan por omitir en mercados emergentes. Toda esta sofisticación se ve un poco empañada por el neumático de auxilio temporal, una discutible política para ahorrar costos.

El Nuevo Cruze 5 se perfila como el Hatchback Premium de Chevrolet, que a su vez ofrece una buena relación precio-calidad al ser relativamente económico para lo que es el segmento. Es un auto ideal para quien busque un auto familiar con un perfil levemente deportivo, ciertas características “picantes” en las prestaciones del motor y un listón alto en cuanto al equipamiento general y de seguridad. Estos sobresalientes compensan algunas pequeñas limitaciones en el confort interior y la personalidad del diseño. Si estas son tus prioridades, el Nuevo Cruze 5 es un producto para tener bajo el radar.