Chevrolet S10

Versiones S10

S10

CS 4X2 LS

Resumen

Versión base de cabina simple. Tiene 6 airbags, aire acondicionado, control de estabilidad, levantavidrios eléctricos y radio común.

S10

CS 4X4 LS

Resumen

Es la misma versión base de cabina simple, con el agregado de un sistema de tracción 4x4.

S10

CD 4x2 LS

Resumen

Versión base de cabina doble. Cuenta con las mismas funciones básicas y tracción 4x2 de la LS de cabina simple, pero suma control de estabilidad.

S10

CD 4x2 LT

Resumen

Versión intermedia de cabina doble. Suma regulación de butaca y volante en altura, espejos exteriores eléctricos y multimedia con pantalla táctil.

S10

CD 4x4 LT

Resumen

Versión intermedia de cabina doble y tracción 4x4. Tiene el mismo equipamiento que el resto de la línea LT.

S10

CD 4x2 LTZ

Resumen

Versión intermedia superior que suma climatizador, regulación eléctrica de butaca, pantalla de 8', ayudas a la conducción y wifi nativo.

S10

CD 2.8 TD 4X4 LT AT

Resumen

Versión intermedia de cabina doble, tracción 4x4 y caja automática. Tiene el mismo equipamiento que el resto de la línea LT

S10

CD 4x4 LTZ AT

Resumen

Versión intermedia superior de cabina doble con tracción 4x4 y cambio automático. El equipamiento es el mismo que en la LTZ de tracción simple.

S10

CD 4x4 High Country AT

Resumen

Versión full 4x4 de caja automática. Suma detalles exteriores, regulación eléctrica de la butaca y controles en el volante

Resumen S10:

La Chevrolet S10 es una pickup mediana de cabina simple o doble. Sus versiones LS, LT, LTZ y HC se combinan en distintas variantes: tracción simple a 4x4 y caja manual o automática. Se destaca por la potencia de su motor y su gran nivel de equipamiento.

El restyling en 2016 le dio a la S10 un cambio dramático en la trompa y, por ende, a la personalidad. El diseño frontal es agresivo y bastante impactante, en línea con otros productos Chevrolet como la Equinox. En 2020, la versión tope de gama High Country adoptó un completo rediseño de la trompa que le brinda una identidad separada del resto de las versiones. En línea con la estética de otras marcas como Ford y Fiat, ahora la High Country muestra la inscripción “Chevrolet” en vez del tradicional moño. El resto de la carrocería cambió relativamente poco y se adecúa al estándar que se espera de cualquier pick-up.

La S10 se impulsa con un Motor Turbodiesel 2.8 de 16 válvulas y 200 CV que se cuenta entre los más potentes del segmento y que se ofrece para toda la gama, incluso para la versión de cabina simple. Gran punto a favor para los más fierreros. La caja es manual o automática, según la versión que se elija, siempre de 6 velocidades. El selector de cambios manual puede resultar algo brusco al cambiar de marcha. La tracción es 4x4 o 4x2 trasera según la versión.

La aceleración de 0 a 100 km/h es de alrededor de 10,5 segundos, lo que la convierte en líder en su segmento. La velocidad máxima está limitada a 180 km/h. La frenada a fondo de 100 a 0 km/h se logra en aproximadamente 42 metros, lo cual, teniendo en cuenta el tamaño del auto, habla de unos frenos también muy potentes. Como suele ocurrir con algunos vehículos de este porte, el consumo en ciudad es bastante alto (12,3 litros / 100 km), mejorando sustancialmente en ruta: 7,4 litros / 100 km a 100 km/h y 10,5 litros a 130 km/h.

Antes de 2016 la S10 tenía uno de los andares más suaves y confortables del segmento gracias a unas suspensiones bastante blandas, que no obstante podían otorgar una sensación incómoda de inestabilidad a altas velocidades. Esto fue revertido en la actual versión, emparejándose con sus rivales, pero puede que ante algunos avatares del manejo offroad (cunetas profundas, baches), la suspensión delantera resulte todavía algo endeble. La dirección asistida eléctrica resta un poco de sensibilidad cuando se conduce por fuera del asfalto. Esto, sumado al menor agarre de los neumáticos, continúa una la marcada tendencia – general y extendida – de inclinar las prestaciones hacia el confort y el ahorro de combustible, aún en vehículos que – se supone – apuntan a tipos de manejo más duros y exigentes. El rendimiento offroad es muy bueno gracias a la potencia del motor, la tracción 4x4 y la muy bien concebida relación de marchas.

El panel totalmente renovado es una gran mejora visual para la nueva generación de S10, aunque las terminaciones plásticas y los encastres son levemente mejorables. La posición de manejo es estándar. El volante solo puede ser regulado en altura y las butacas son confortables. En las versiones de doble cabina, en las plazas traseras el espacio para las piernas y la cabeza es bastante generoso para ser una pickup. La quinta plaza cuenta con cinturón inercial, pero no tiene apoyacabezas. La insonorización interior no es la mejor en ruta a alta velocidad.

Es en este rubro donde más se siente la diferencia entre las versiones bajas y altas de la S10, aunque (casi) toda la gama cuenta con funciones importantes como control de crucero, ordenador de a bordo y, obviamente, aire acondicionado. Las gamas LTZ y HC cuentan exclusivamente con las funciones más sofisticadas como regulación eléctrica de la posición del asiento, sensor de estacionamiento trasero y delantero, asistente de estacionamiento, cámara de visión trasera en HD con zoom, pantalla táctil de 8’’, sensor de lluvia, encendido remoto del motor y volante con controles multifunción.

El tablero tiene cuatro agujas, cuadrantes bien grandes y un display central digital monocromático con muchísima información. Cuenta con el muy bien ponderado y muy completo sistema MyLink, en pantalla central de 7’’ y 8’’, con nutridas opciones de conectividad, navegación y experiencia multimedia.

La S10 cuenta con tecnología de seguridad muy sólida en toda la gama y realmente muy completa en las gamas más altas, en las cuales este aspecto constituye casi el principal argumento de venta. De hecho, es uno de los aspectos en donde más mejoró a lo largo del tiempo. Actualmente, toda la gama viene con frenos ABS con distribución de frenado (EBS) y frenado de emergencia, control de estabilidad, control de tracción, control de arranque y descenso en pendientes y 6 airbags: frontal para conductor y acompañante, laterales y de cortina. Las gamas más altas, a partir de la LTZ, cuentan con frenado autónomo de emergencia, asistente de frenado inteligente, alertas de colisión frontal y cambio de carril, control en tiempo real de la presión de los neumáticos y luces diurnas LED.

En un segmento muy de moda en nuestro país, La S10 apunta a ganar terreno ante pesos pesados que ya gozan del favoritismo del público. Obviamente, es una opción orientada a quienes necesiten un vehículo de carga y trabajo adaptado a caminos rurales. A pesar de su alto consumo y su gran tamaño, cada vez más usuarios optan por este tipo de vehículos también para manejo exclusivo en ciudad. El mercado va tomando nota de esta tendencia, a juzgar por ciertas concesiones de confort y “blandura” que se verifican en ciertos detalles. Sus principales argumentos de venta con respecto a la competencia tienen que ver con la potencia del motor y el equipamiento, tanto en general como en lo referido a la seguridad, aspectos en los cuales las versiones tope de gama vienen, como quien dice “con todos los chiches”. Si valorás cualquiera de esos dos aspectos, puede que la S10 sea “tu” pick-up.