Fiat Argo

Versiones Argo

Argo

Drive 1.3L

Resumen

Versión base con motor 1.3 y caja manual. Tiene aire acondicionado, computadora de abordo, multimedia de 7' y control de estabilidad.

Argo

Precision MT 1.8L

Resumen

Versión intermedia con motor 1.8 y caja manual. Suma cámara de estacionamiento, volante de doble regulación y opcionales no disponibles en Drive.

Argo

HGT 1.8L

Resumen

Versión full con motor 1.8 y caja manual. Suma detalles "deportivos", tales como el volante forrado en cuero.

Argo

Precision AT 1.8L

Resumen

Versión full con motor 1.8 y caja automática. Incorpora de serie varias funciones que son solo opcionales para el Precision manual.

Resumen Argo:

El Fiat Argo es un hatcback chico disponible en sus versiones Drive, Precision y HGT. Según la versión, ofrece motor 1.3 o 1.8 y caja automática opcional en la Precision. Se destaca por su agradable diseño interior, su bajo consumo y su gran confort de marcha.

La carrocería comparte las características generales del Cronos, solo que en formato de dos cuerpos en vez de tres. Se trata de un diseño algo conservador, hasta genérico quizás, sin dejar de ser agradable. No tiene la personalidad que tenía en Fiat Punto, pero cumple perfectamente con los estándares del gusto medio. La trompa se destaca por una parrilla negra salta a la vista – a tono con la identidad visual adoptada por Fiat en toda su línea – nervaduras en el capot y ópticas que se alargan hacia los costados, dando una impresión rasgada. El remate posterior es discreto pero atractivo, gracias a la estilización de los faros, más horizontales y ocupando buena parte de la 5ta puerta: un recurso cada vez más extendido en las soluciones de diseño actual.

El Argo ofrece dos motores nafteros de diferentes prestaciones. La versión base Drive tiene un motor Firefly de 1.3 litros que desarrolla 99 CV y 127 Nm de torque. En cambio, las Precision y HGT traen el más potente 1.8 EtorQ Evo, de 130 CV y 182 Nm de torque. La caja es manual de 5ta, aunque la versión Precision tiene disponible una opción con caja automática de 6ta con modo secuencial y levas al volante. La tracción es delantera.

Los valores de aceleración, naturalmente, varían con cada motor. Con el motor más potente de 1.8 litros, el Argo acelera de 0 a 100 km/h en 10,3 segundos. No es un valor muy impresionante, pero basta y sobra para este perfil de vehículo. El motor de 1.3 litros de la versión base acelera unos dos segundos más lento. Las velocidades máximas que desarrolla el 1.8 es de 185 km/h. El motor más chico, unos 10 km/h menos. La distancia de frenado es correcta en ambos casos, aunque el HGT frena por debajo de los 40 metros para la detención de 100 a 0 km/h mientras que la versión Drive se extiende hasta los 42 metros. El consumo de combustible es más económico en el motor de 1.3 litros: 9,3 litros cada 100 km recorridos en ciudad y, en ruta, 5,8 y 7,3 litros a 100 y 130 km/h respectivamente. Los valores se van un poco más arriba con el motor más grande: 11,5 litros en ciudad y 6,7 y 8,5 litros en la ruta.

En cuanto al comportamiento, se aplica el dogma del mercado generalista actual. Las suspensiones acolchonadas otorgan un excelente confort de marcha en la ciudad, a los que contribuye una motorización poco deportiva pero ágil en las maniobras más comunes. En la ruta, cumple con lo esperable, pero no es su ecosistema natural. La suavidad de las suspensiones inclina la carrocería en curvas tomadas a alta velocidad y el auto no es naturalmente estable en maniobras de emergencia. Ahí es donde hace lo suyo el control de estabilidad, que viene de serie para todas las versiones desde 2019.

Sorprende un agradable panel de diseño estilizado, buenas terminaciones y excelente insonorización. Un factor que suele flojear en vehículos de segmentos inferiores no es un problema en el Argo, que deja claramente que de low-cost no tiene nada. La posición de manejo ideal se logra a través de una butaca cómoda, regulable en altura y un volante con doble regulación (salvo en la versión Drive). Aún en su punto más bajo, puede resultar algo alta. El espacio en las plazas posteriores es adecuado. Destaca el generoso espacio disponible para las piernas. La quinta plaza se ve también beneficiada, gracias a un asiento y un piso relativamente planos.

Hay sustanciales diferencias entre una versión Drive relativamente espartana y una Precision/HGT que incluye, por ejemplo, climatizador automático, cámara trasera, sensores de lluvia y crepuscular, espejos eléctricos, espejo interno electrocrómico, apertura y encendido sin llave, etc. Otros accesorios, como el cierre centralizado, aire acondicionado, levantavidrios eléctricos y computadora de a bordo son de serie. Solo la versión Precision con caja automática trae levas al volante – lógicamente – y control de velocidad crucero.

El tablero es grande, luminoso, de fácil lectura. Sus dos cuadrantes de aguja marcan velocidad y vueltas del motor, mientras que un amplio display central de 7’’ nuclea la información de la computadora (solo versión Precision). La central multimedia dispone de una pantalla táctil de 7’’ compatible con Apple Car Play y Android Auto. Además de la radio, se puede escuchar música propia a través de archivos por USB o bien conectando por Bluetooth con cualquier dispositivo móvil.

Todas las funciones son de serie excepto los airbags que suman cuatro en las versiones superiores (en la Precision manual los laterales son optativos) mientras que en la versión Drive suman dos: solo frontales. Las prestaciones para toda la gama incluyen control de tracción y estabilidad, sujeción isofix, frenos ABS+EBD y toda una serie de ítems (cinturones, alarmas, apoyacabezas) que tienden a ser el común denominador de la industria.

Siguiendo la misma filosofía de su pariente sanguíneo, el Fiat Cronos, el Argo es un vehículo funcional pensado y diseñado para cumplir. Es por eso que logra un estándar satisfactorio en todos los rubros, sin descollar en ninguno. Es un vehículo urbano, familiar, relativamente accesible pero no low-cost, que satisfará cada uno de los usos normales de dicho target. No necesita motores titánicos ni accesorios exageradamente lujosos. Dentro de esta medianía – que suele ser muy valorada en nuestro mercado – se puede elogiar especialmente la buena calidad general de terminación y diseño interior, además de la oferta de dos motores diferentes según se desee mayor potencia o economía. Pelea en un nicho muy competitivo, repleto de otras opciones que están a la par. Lo cierto es que con la propuesta Argo / Cronos, Fiat apuesta a dar pelea en un segmento natural para la marca italiana, pero en el cual no se destaca desde los días de gloria del Fiat Palio. Para qué está este Argo, el tiempo – muy pronto – dirá.