Ford Nueva EcoSport

Versiones Nueva EcoSport

Nueva EcoSport

SE Dragon 1.5 MT

Resumen

Versión intermedia idéntica a la S en mecánica y equipamiento. Se distingue por detalles exteriores como llantas de aleación y luz de giro en espejos.

Nueva EcoSport

SE AT 1.5

Resumen

Versión intermedia con caja automática de 6 velocidades. El resto de las características son las mismas que la versión SE manual.

Nueva EcoSport

Freestyle 1.5 MT

Resumen

Versión intermedia de caja manual. Suma detalles exteriores y agrega control de crucero, sensor y cámara de estacionamiento, climtizador.

Nueva EcoSport

Titanium Dragon 1.5 MT

Resumen

Versión full con caja manual. Suma techo solar, encendido automático de luces, sensor de lluvia, ingreso sin llave y 5 airbags extra.

Nueva EcoSport

Titanium Dragon 1.5 AT

Resumen

Versión full con caja automática. El resto de las características son las mismas que la versión manual.

Nueva EcoSport

Titanium AT 2.0 Duratec

Resumen

Versión full con motor Duratec 2.0 GDI - más potente - y caja automática. El equipamiento es el mismo de la versión Titanium AT con el motor estándar.

Resumen Nueva EcoSport:

La EcoSport es uno de los modelos emblemáticos de la historia reciente de Ford. Desarrollada en Brasil para el mercado latinoamericano y lanzada en 2003, es la precursora del exitoso concepto de crossover o SUV compacto. Con más de 15 años de trayectoria, hoy se ha convertido en un vehículo global y sigue siendo el SUV con mayores ventas en el mercado argentino. Desde 2012 se comercializa la EcoSport II o segunda generación, que en 2017 fue sometida a una importante actualización, tan generosa en cambios que parece casi una tercera generación. Desde entonces solo ha recibido variaciones mínimas. Lidera un mercado fuertemente saturado, compitiendo con las Renault Duster y Captur, la Honda HR-V, la Chevrolet Tracker, la Chery Tiggo, la Jeep Renegade, la Nissan Kicks, la Hyundai Creta, etc. Se encuentra disponible en las versiones S, SE, Freestyle, Titanium y Storm. Las mismas varían en accesorios de confort pero también en cuanto a tracción, caja y motorización. Es así que las versiones SE y Titanium ofrecen transmisión manual o automática, mientras que la Titanium 2.0 y la Storm ofrecen una motorización superior al resto de la gama. La Storm, además, cuenta con tracción AWD como diferencial exclusivo.

La estética exterior se distingue por su parte delantera, más llamativa que nunca y similar a otros modelos de Ford como la Kuga. Adopta la parrilla con forma de trapezoide que distingue a los recientes rediseños de la marca, además de una modernización notable en los paragolpes, las ópticas, las llantas y en las líneas de la carrocería. En la parte trasera, la rueda de auxilio sigue siendo externa, obstaculizando la apertura del baúl. Una solución estética “aventurera” que pudo haber tenido su onda en el pasado pero que actualmente se está dejando de utilizar por su incomodidad. Punto en contra. En líneas generales se trata de un diseño logrado, con curvas bien armonizadas que transmiten la identidad compacta modelo sin perder cierto toque de agresividad y la dosis justa de modernidad. Las dimensiones se mantienen restringidas, convirtiendo a la EcoSport en uno de los SUV’s más chicos de su segmento. Seguramente esto no resulte tan atractivo para quien desee una camioneta de gran porte, pero si eso no fuera un tema, el rediseño cumple con creces.

Probando ser más que un restyling, la EcoSport 2017 trajo novedades importantes en cuanto a la motorización: En primer lugar, las versiones más accesibles cuentan con el nuevo motor Dragon 1.5 litros de 123 CV, de tres cilindros y distribución variable, combinable con caja manual de 5 velocidades o con caja automática con convertidor de par. Reemplaza al anterior motor de 1.6 litros y 110 CV. Las versiones Titanium 2.0 y Storm vienen con una motorización más potente: Duratec GDI 2.0 de 143 CV y 4 cilindros, solo combinable con caja automática. Es el mismo motor que Ford ofrece en modelos como el Focus. Inicialmente, se ofrecía también un motor diesel 1.5 que fue discontinuado a finales de 2018.

El motor Dragon 1.5 permite acelerar de 0 a 100 km/h en unos 12 segundos. No está mal para las características del auto. La aceleración también tiene buenas prestaciones en reacciones de sobrepaso en rutas. Es una respuesta en baja y alta mucho mejor al Sigma que equipaba al modelo antes de 2017. La frenada es muy buena también, ya que necesita solo 40,5 metros a fondo para detenerse de 100 a 0 km/h. La prueba de que se trata de un motor moderno y eficiente se nota en los valores de consumo de combustible: excelentes. En ruta consume solo 6,4 litros cada 100 km a 100 km/h y 8,3 litros a 130. En ciudad, promedia 9,4 litros cada 100 km, lo que representa un valor bastante por debajo del promedio. Esta performance contrasta favorablemente con otras marcas, como por ejemplo Chevrolet, que aún no han optado por renovar los motores en gran parte de sus modelos. Si buscás prestaciones un poco más “picantes”, el motor Duratec GDI 2.0 que equipa las versiones más caras acelera de 0 a 100 km/h en 9,4 segundos y alcanza una velocidad máxima de 190 km/h. Las prestaciones de consumo, en este caso, no son tan espectaculares.

La EcoSport cuenta con suspensiones nuevas, convencionales pero de muy buena calidad, que transmiten al conductor un andar muy confortable, sin vibraciones ni asperezas, con una sensación general de una carrocería muy ajustada y sólida. La dirección cuenta con buena asistencia, agradable en cuanto a las sensaciones y aportando un buen ángulo de giro. Viene con control de estabilidad y tracción en todas las versiones, lo cual contribuye a un andar estable y seguro. Estas mejoras se notan especialmente con perfiles neumáticos de 15 y 16 pulgadas. En el caso de la Titanium, se sienten con mayor rigor algunas de las irregularidades del terreno. Para conducción offroad, remitirse exclusivamente a la versión Storm con AWD. Fuera de esa yapa, la EcoSport es un vehículo para la ciudad.

Los detalles de calidad interior de la EcoSport 2018 están sensiblemente mejorados. Esto incluye revestimientos blandos para toda la gama, un nuevo diseño en los paneles de las puertas y una muy agradable apuesta bitono (tapizados y paneles claros) en las versiones superiores. El confort en la posición de mando se ve favorecida por unas butacas más anchas y con mejoras en la calidad del tapizado, aunque en esencia sigue siendo la misma de siempre: alta y con un volante de doble regulación en altura y profundidad. Las plazas traseras ofrecen espacio de sobra para las rodillas y la cabeza. Hay también suficiente espacio lateral para que tres personas viajen cómodas. La contra está, si se quiere, en el diseño poco anatómico de los asientos. El baúl, por desgracia, es uno de los más pequeños del segmento.

La EcoSport cuenta desde el vamos con espejos de regulación eléctrica, computadora de a bordo, levantavidrios eléctricos, cierre y apertura a distancia, control de audio y teléfono en el volante. La versión SE suma solamente detalles menores, como luz de giro en el espejo. El siguiente escalón lo ocupa la versión Freestyle, que agrega control de velocidad crucero, climatizador automático, cámara y sensores de estacionamiento y navegador satelital. Las opciones de confort más avanzadas son exclusivas de la versión Titanium, que cuenta con encendido de luces automático, sensor de lluvia, techo solar, sistema de ingreso y arranque sin llave y monitoreo de presión de neumáticos, entre otros ítems.

El tablero cuenta con los cuatro indicadores de aguja estándar (velocidad, cuentavueltas, temperatura y combustible) y, en las versiones superiores, destaca por su pantalla color de 4,2 pulgadas, que permite acceder a la completa información de la computadora de a bordo. La pantalla de la central multimedia no está empotrada en la consola, sino que sobresale por encima de la misma y no se puede esconder. Habrá a quién le guste y a quién no, a pesar de que se trata en definitiva de un detalle menor. Las pantallas van de 7’’ multi-táctil en las versiones S y SE a 8’’ en las versiones Freestyle y Titanium. Todas vienen con el sistema de multimedia de Ford Sync3.

Las prestaciones de seguridad constituyen una de las principales apuestas y argumentos de venta de esta nueva EcoSport. Viene de base con control electrónico de estabilidad y tracción, doble airbag frontal, frenos ABS en las 4 ruedas, sistema de activación de balizas y desbloqueo post colisión, sistema de anclaje Isofix en los asientos traseros, asistencia al arranque en pendiente y asistencia al frenado de emergencia. Sin dudas un combo muy completo para la versión más económica de la gama. Las sofisticaciones no se acaban ahí, ya que la Freestyle suma un sistema de atenuación de riesgo de vuelco y la Titanium suma airbags laterales, de cortina, y de rodilla para conductor.

La nueva EcoSport es una versión realmente muy mejorada de un producto que ya era líder indiscutida en el mercado. Esto la convierte en una opción realmente atractiva en varios aspectos entre los que destaca, sobre todo, la gran variedad de configuraciones y precios que ofrece, seduciendo por igual a diferentes perfiles de usuario. Hoy, la EcoSport permite elegir entre dos motores muy modernos, caja manual y automática y tracción simple o doble. A esto se suman su satisfactorio rediseño, su amplia oferta de accesorios, su completa tecnología de seguridad, y la generosidad de Ford al renovar detalles como la terminación interior, el panel y el velocímetro. En este sentido, como siempre, se trata del vehículo familiar por excelencia, con ese plus SUV que le da aires de “camioneta” a un precio relativamente accesible. Más allá de algunos detalles, a la EcoSport no hay casi por dónde encontrarle un punto flojo.