Nissan Nuevo Sentra

Versiones Nuevo Sentra

Nuevo SentraAdvance MT

Resumen

Versión base con caja manual. Incluye multmedia de 8'', ayudas a la conducción, control de estabilidad, control de crucero y apertura sin llave.

Nuevo SentraSR CVT

Resumen

Versión intermedia con caja automática CVT y look deportivo. Suma techo solar, navegación nativa, audio premium y butacas calefaccionadas.

Nuevo SentraExclusive CVT

Resumen

Versión full con caja automática CVT. Suma volante calefaccionado, control de crucero adaptativo y encendido remoto.

Resumen Nuevo Sentra:

El Nissan Sentra es un sedán perteneciente al segmento C. Sin llegar a ser un auto premium, se ubica en una franja de confort y equipamiento más elevada que su hermano menor, el Nissan Versa, y ni hablar del Versa V-Drive. Viene importado desde México. Con una larga historia que se remonta a 1982, el Sentra tuvo una presencia intermitente en nuestro país. En 2010 desembarcó definitivamente y, cuatro años después, Nissan presentó la 7ma generación. Luego de un restyling en 2016 y una actualización en 2019, en 2020 se estrenó globalmente esta 8va generación con un diseño completamente nuevo. Compite en la nutrida franja de los sedanes compactos junto al Toyota Corolla, el Honda Civic, el Chevrolet Cruze, el Kia Cerato, el Ford Focus, el Citroën C4 Lounge, el Peugeot 408 y el Volkswagen Vento, entre algunos más. Se encuentra en cuatro diferentes versiones: Advance manual, Advance CVT automática, SR y Exclusive.

En términos estéticos, el Nissan Sentra 2020 continúa con la tendencia que ya han ejemplificado sus rivales directos, el Civic y el Corolla: replantear radicalmente el típico sedán familiar de look insípido y conservador con osadas líneas deportivas que cortan la respiración e incrementan el pulso. El nuevo Sentra es mucho más seductor y agresivo que antes. La 8va generación tiene un feeling unívocamente deportivo, expresado en una carrocería bitono (opcional), una parrilla más grande, unos faros más rasgados y un perfil trasero casi “fastback” que le otorga una actitud “agazapada” que no pasa desapercibida. Sin dudas la estética es uno de los puntos más fuertes del nuevo Sentra; un salto cualitativo importantísimo para un modelo que no solía destacar - en absoluto - por su aspecto. Si te gustaba la discreción del Sentra de 7ma generación, este cambio no será tan bienvenido. En general, de todas formas, es un auto mucho más impactante e interesante a la vista.

Cuenta con un motor de serie de 2.0 litros (147 cv y 197 nm) que reemplaza al viejo 1.8 (131 cv y 173 nm). Si bien con la nueva generación aumentó un poco la potencia, sigue siendo una de las mecánicas menos impresionantes del segmento. Para esta carrocería “deportiva”, podría tirar un poco más e incluso sumar alguna opción turbo. Es un motor muy convencional pero durable, confiable y eficiente en el consumo, como todo motor japonés. La caja de transmisión es una automática CVT con simulación de cambio de 8 marchas y levas en el volante. La opción manual, solo disponible en la versión Advance, tiene 6 velocidades. La tracción es delantera.

Acelera de 0 a 100 km/h en unos 9,2 segundos, una performance bastante aceptable y superadora de la generación anterior de Sentra. Con un motor turbo y otro tipo de caja automática los números podrían bajar incluso más: a la caja CVT, normalmente, le cuesta disparar de abajo. La velocidad máxima es de 202 km/h (bien) y frena de 100 a 0 km/h en 41,5 metros (más o menos). Los consumos en general son eficientes. En la ciudad insume 9,8 litros de nafta cada 100 km recorridos, mientras que en la ruta el valor desciende a 5,6 litros a 100 km/h y 7,2 litros a 130 km/h. Muy buenos valores.

Una de las principales novedades que el Sentra ofrece en su 8va generación es la incorporación de suspensiones traseras independientes multilink. La puesta a punto prioriza claramente el confort de marcha sobre la deportividad, pero esto no compromete en absoluto el desempeño en ruta, donde la tenida en curva y la estabilidad son excelentes, brindando constantemente una sensación de firmeza y seguridad sean cuales sean la maniobra y la velocidad. Ahora bien: la versión SR con llantas de 18’’ tiene neumáticos de perfil bastante bajo, lo cual apunta conceptualmente en una dirección diferente a las suspensiones. Esta inconsistencia genera algunas vibraciones e incomodidades a la hora de rodar. No alcanza los estándares de, por ejemplo, un Ford Focus o un Volkswagen Vento. Las versiones advance, con llantas de 16’’ y Exclusive, de 18’’ evitan en buena parte este problema. Si bien el motor no es un derroche de torque, la reacción del pedal de aceleración es inmediata, generando una sensación de agilidad que compensa la relativa falta de reacción. Las versiones CVT incluyen modos preseteados sport y eco para mejorar la dinámica según el tipo de conducción que se quiera realizar.

En el interior se destacan los detalles de diseño - elegantes pero vibrantes - y la calidad de materiales y encastre, superior a la de la generación previa. Revestimientos blandos, plásticos brillantes, costuras coloridas, inserts de aluminio: sea cual sea el material, la calidad está garantizada. La posición del conductor es muy confortable cuenta con lo necesario: butaca regulable y doble ajuste de un volante con comandos multifunción. En las plazas traseras, el acceso y el espacio para la cabeza están limitados por el nuevo diseño con mayor caída. Tampoco es muy bueno el confort de la 5ta plaza, por no contar con un piso plano. En contrapartida, hay espacio muy amplio para las piernas y un generoso baúl de 466 litros que, no obstante, es más chico que en el Sentra de 7ma generación.

Siguiendo con la tendencia de Nissan, los accesorios son en general bastante completos en toda la gama. Esta política ayuda a valorizar a la versión base y, por ende, a la totalidad del modelo. Hay que aclarar que en el Sentra la “versión base” es Advance, equivalente a versiones full en modelos como el Versa. La gama arranca más arriba. Entre las funciones de serie - presentes desde la Advance - se cuentan: climatizador automático de doble zona, apertura eléctrica del baúl y remota del tanque de nafta, levantavidrios y espejos eléctricos, control de crucero, cámara de estacionamiento trasera, sensor inteligente para arranque y apertura sin llave, entre otras. La versión SR y Exclusive incorporan butacas calefaccionadas de regulación electrónica, techo solar panorámico, sistema de navegación integrado y audio premium Bose de 8 altavoces. La versión Exclusive cuenta exclusivamente con volante calefaccionado, espejos rebatibles electronicamente, encendido remoto y control de crucero inteligente.

El tablero dispone de la configuración típica de dos cuadrantes de aguja para velocidad y revoluciones (con indicador de temperatura y combustible) y con un display central de 7’’ para la computadora de a bordo. Es un diseño estándar, agradable y claramente legible. La consola multimedia es de serie para todas las versiones: pantalla táctil color de 8’’ con Android Auto y Apple Car Play, además de conectividad completa para reproducción de audio (Aux, USB, Bluetooth, CD).

El equipamiento de seguridad es excelente y completo, transversal a toda la gama con excepción de dos funciones: monitor de visión periférica y detección de presión de neumáticos. Estas no están disponibles en ninguna de las versiones Advance. El resto de las características son de serie. El nuevo Sentra 2020 ofrece ayudas electrónicas a la conducción en todas las versiones. Este software incluye alerta de colisión frontal, frenado de emergencia con detección de peatones, alerta de punto ciego, alerta de tráfico cruzado y alerta de cambio de carril involuntario con corrección automática. Obviamente – a estas alturas – la gama completa ofrece control de estabilidad y tracción, al que Nissan llama “control dinámico vehicular” o VDC por sus iniciales en inglés. También ofrece 6 airbags en todas las versiones. El conjunto de frenos es el estándar ABS, EBD y BA.

Con el Nuevo Sentra, Nissan apuesta a revertir algunos de los parámetros clásicos del sedán mediano. Es un auto familiar, funcional y confiable - por supuesto - pero ya no sacrifica atributos en cuanto al diseño. Más allá de que su aspecto es seductor y llamativo, las prestaciones están claramente orientadas a la comodidad en detrimento de la performance. El confort de marcha con suspensiones independientes es un punto alto: no tanto así las prestaciones de un motor al que le falta condimento. Otra ventaja es que viene bastante equipado en términos de accesorios y comodidades, cuenta con funciones de seguridad de serie muy completas, el motor es confiable y durable y consume relativamente poco. Quizás se le podría pedir opción de caja manual a las versiones superiores. Si buscás prestaciones picantes, este no es el auto. Si en cambio te interesa tener un auto cómodo, muy equipado y de bajo consumo que además se vea de lujo… este sí es el auto. Bienvenida la nueva generación de Sentra.