Nissan Versa 2020

Versiones Versa 2020

Versa 2020

Sense CVT

Resumen

Versión base con caja automática. Mismo equipamiento de la versión Sense manual.

Resumen Versa 2020:

El Nissan Versa es un sedán chico perteneciente al segmento B e importado desde México. El modelo fue lanzado a la venta en Argentina en 2013 y atravesó un leve restyling en 2015. En 2020 se estrenó esta 3ra generación con un diseño completamente diferente al de la generación previa, que se mantiene en el mercado bajo el nombre de Versa V- Drive. Si bien comparte segmento con el Nissan March, no puede decirse que el Versa sea un “March con baúl”, como ocurre con modelos de la competencia que tienen sus versiones sedán y Hatch (Etios, Yaris, Ka, Onix, Cruze, etc.). Son dos autos diferentes a tal punto que mientras el March ya fue discontinuado, el Versa sigue adelante a pura renovación. Está disponible en sus versiones Sense, Advance y Exclusive. Las dos primeras ofrecen transmisión manual o automática, mientras que la Exclusive solo viene con caja automática CVT.

Hasta mediados de 2020, el Versa era un sedán tradicional y low-cost, de líneas conservadoras y un perfil anodino y desproporcionado. Esto ya no es así. La 3ra generación trajo consigo importantes y bienvenidas mejoras estéticas que, en la práctica, lo definen como un auto completamente distinto al viejo Versa. Este nuevo Versa se encuadra decididamente en los cánones del diseño moderno: llamativo perfil aerodinámico - con trompa baja y luneta trasera casi fastback - nervaduras en la carrocería y faros delanteros y traseros bien rasgados. De esta manera, un vehículo históricamente funcional y accesible como el Versa, empieza a ganar puntos de exclusividad gracias al nuevo estilo.

La 3ra generación del Versa llega con un nuevo motor: un naftero atmosférico 1.6 de 119 cv y 150 nm. Adiós al viejo motor naftero, también de 1.6 pero con menor potencia (107 cv). El nuevo propulsor llena todos los casilleros del motor japonés: eficiente, durable, suave, silencioso en ciudad y ruidoso en pista, sobre todo al acelerar fuerte. La transmisión es manual de 5 velocidades o automática CVT. No cuenta con modo manual secuencial ni el selector ni en el volante. Todas las versiones, incluida la entrada de gama Sense, tienen la opción de caja automática. La versión Exclusive no ofrece opción de caja manual. La tracción es delantera.

El nuevo Versa acelera de 0 a 100 km/h en 10.5 segundos - un valor más que decente - y alcanza una velocidad máxima de 175 km/h. Los valores de consumo son realmente buenos: a 100 km/h en ruta consume apenas 6 litros cada 100 km recorridos, valor que asciende a solo 7,6 litros en caso de aumentar la velocidad a 130 km/h. En ciudad, con regímenes de velocidad y aceleración más variables, llega a 9,5 litros cada 100 km, un valor casi óptimo para un auto de estas características.

Las suspensiones cumplen con la norma del mercado: son blandas, acolchadas y están perfectamente calibradas para absorber los movimientos de la conducción urbana sin transmitir asperezas. El confort de marcha también se beneficia por el buen comportamiento de la dirección y solo se ve contrarrestada unos neumáticos de perfil bajo un poco duros, especialmente en la versión Exclusive. En contrapartida, genera algún tipo de bamboleo en situaciones de curva a alta velocidad, o de vientos cruzados. Para estos contextos es mejor tener suspensiones un poco más firmes. No obstante, la tenida sobre el asfalto no se ve comprometida, gracias a. Si no se maneja como si fuera un auto deportivo, va a desempeñarse óptimamente.

El espacio del habitáculo sigue siendo probablemente el más sólido argumento de venta que tiene el Versa. El panel tiene materiales duros, no muy refinados, pero con buenos encastres. El diseño es muy poco llamativo, con formas más bien cuadradas y grises, aunque es definitivamente más moderno y agradable que el panel del viejo Versa. La butaca del conductor ya no está tan elevada como en la 2da generación y la posición de manejo es muy buena. El volante cuenta con doble regulación: altura y profundidad. Las butacas de cuero ecológico pueden resultar algo duras y calurosas, afectando el confort durante largas horas de manejo. En las plazas traseras, ahora sí, el confort alcanza ribetes de cuasi-lujo. El espacio para las piernas es descomunal – digno de un alta gama – y el piso es absolutamente plano. La única contra está en el limitado espacio para la cabeza, que en personas altas puede rozar con el techo cuando se recuestan en el respaldo. La razón de ser de un sedán es el baúl: en este sentido, el Versa tampoco decepciona aún sin ser de los maleteros más grandes de su segmento.

El Versa es bastante homogéneo en cuanto a sus versiones, entregando un buen piso de accesorios para la entrada de gama (Sense) y distinguiendo a las versiones superiores con pequeños detalles. En este sentido, la versión más económica Sense ofrece funciones como llave inteligente (que destraba las puertas automáticamente por proximidad) y control de velocidad crucero. La versión Advance suma cámara de retroceso, mientras que la Exclusive suma varias funciones exclusivas: las más relevantes afectan al instrumental, la multimedia y la seguridad.

A partir de la versión Advance, el tablero es mixto: cuenta con un cuadrante analógico que marca la velocidad y una pantalla digital de 7’’ configurable para mostrar diferentes indicadores, no solo de conducción sino también relativos a la multimedia. La versión Sense cuenta con una radio convencional que ofrece audio con conectividad Bluetooth, USB y auxiliar. A partir de la versión Advance se suma conectividad compatible con Android Auto y Google Car Play. La versión Exclusive ofrece el sistema operativo Nissan Connect y pantalla multi-app.

El Versa 2020 trae por primera vez control de estabilidad en toda la gama. Un defecto de la 2da generación que por fin es corregido. Cuenta, además, con 6 airbags (frontales, laterales y de cortina) en todas las versiones. La versión Exclusive se destaca por sumar Intelligent Mobility, el sistema de asistencias a la conducción de Nissan. El soft incluye frenado inteligente de emergencia, aviso de punto ciego, alerta de tráfico cruzado, alerta de colisión frontal y cámara de 360° con visión periférica. Es la primera vez que el Versa incluye este tipo de funciones en su oferta. La rueda de auxilio es apenas un “ruedín” temporal. Buscá la gomería más cercana antes de circular mucho tiempo con él.

De lo que era una gama generalista y funcional, el nuevo Nissan Versa transiciona hacia un perfil más estilizado y exclusivo. Su principal argumento de venta sigue siendo el confort interior, que en las plazas traseras alcanza niveles premium y que se complementa con un muy buen baúl. A esto se le suma, con esta 3ra generación de Versa, un diseño realmente muy mejorado y muy interesantes funcionalidades para un auto de su segmento (asistencias a la conducción, multimedia completo), al menos en la versión Exclusive. Las mejoras en cuanto a la seguridad con respecto a la vieja generación también son relevantes. Nos queda entonces un vehículo familiar, funcional y accesible que, con su reciente modernización, logra también seducir a la vista y ofrecer tecnologías acordes al estándar actual. Es una opción de compra más que interesante, para quienes necesiten simplemente un auto… y algo más. Bienvenido el nuevo Versa.