Nissan X-Trail

Versiones X-Trail

X-TrailExclusive CVT

Resumen

Versión única full AWD con caja automática CVT. Tiene climatizador, sensores traseros, llave inteligente, velocidad crucero, ESP y seguridad activa.

Resumen X-Trail:

La Nissan X-Trail es un SUV compacto perteneciente al segmento C. En términos de tamaño y precio se posiciona a mitad de camino entre la Kicks y la Murano, completando el catálogo de vehículos crossover de Nissan. La 1ra generación de X-Trail data del año 2000 pero su presencia en nuestro mercado, si bien temprana, ha sido también intermitente. Luego de 4 años de ausencia, en 2018 se lanzó en Argentina esta 3ra generación, para recibir apenas cuatro meses después una actualización de seguridad. Es importada desde Japón. En otros mercados ya se vende hace tiempo un restyling que, si bien fue anunciado como inminente, aún se espera por estas latitudes. En su segmento compite de manera directa con la Toyota Rav4, la Honda CR-V, la Chevrolet Equinox, la Ford Kuga, la Kia Sportage, la Peugeot 3008¸ la Jeep Compass, la Hyundai Tucson y la Subaru Forester, entre otras. Está disponible en una única versión Exclusive con caja automática.

Luego de dos generaciones de líneas cuadradas y angulosas, esta 3ra generación de X-Trail adopta un diseño más moderno, ameno y aerodinámico. Su aspecto es agradable a la vista, aunque quizás algo anónimo en una franja recargada de competidoras donde es difícil sobresalir. Al adaptarse a las tendencias, ha perdido incluso parte de su personalidad histórica. Todas las líneas del perfil se caracterizan por su suavidad y sus proporciones equilibradas. Es una carrocería amable para la mirada, sin partes especialmente ampulosas o sobresalientes. La trompa se caracteriza por la distintiva “V” de Nissan, un capot marcado de nervaduras y unas ópticas elegantes que no son ni muy rasgadas ni muy aparatosas. Casi que pasan desapercibidas. El remate trasero, lo mismo: correcto, elegante, proporcionado, pero poco llamativo. Es sobria sin ser aburrida. En ese sentido, es todo un logro.

La X-Trail Exclusive viene con un motor naftero de 2.8 litros con 171 CV de potencia y 233 Nm de torque. Un motor sin turbo, ya veterano, pero resistente, robusto y plenamente confiable. Es el mismo de la Renault Koleos. Se combina con una caja CVT (de variador continuo) con comando secuencial de 7 velocidades simuladas. La tracción es 4x4 con el sistema all mode de Nissan.

La aceleración de 0 a 100 km/h se produce en 9,1 segundos, muy buenos para un motor sin turbo y una caja CVT. Habla bien del conjunto mecánico. La velocidad máxima está limitada a 187 km/h. En cuanto al consumo de combustible, hay dos realidades muy distintas según se trate de la ruta o la ciudad. En ruta el motor permite ir a altas velocidades a bajo régimen, lo cual redunda en un relativo bajo consumo de unos 7,5 litros cada 100 km a 100 km/h. A 130 km/h ya consume un poco más: 9,8 litros. En ciudad el panorama se complica un poco más: 13,2 litros de promedio.

Con una marcada orientación hacia el uso familiar, el chasis de la X-Trail está configurado para obtener el máximo confort de marcha en el habitáculo: suspensiones blancas, eje trasero independiente y neumáticos de perfil alto. Todos los elementos contribuyen a un andar sosegado en todo tipo de superficie, sin vibraciones ni asperezas. Esto – por fortuna – no se traduce en una inadecuación para la ruta. Salvo la inevitable inclinación de la carrocería en curvas muy exigidas, la X-Trail es estable en velocidad, avanza siempre bien plantada y no es vulnerable a vientos laterales. El sistema de tracción 4x4 no permite travesías épicas – por las limitaciones propias del chasis – pero expande generosamente las posibilidades de manejo en pendientes breves, médanos, césped y caminos de tierra.

El panel y el diseño general del habitáculo carecen de estridencias y alardes de creatividad pero se nota la gran calidad de terminaciones y durabilidad de los materiales. Cuenta con techo solar panorámico con apertura y cierre one touch. Se destaca la inmejorable posición de manejo: butacas calefaccionadas y ergonómicas, con ajuste eléctrico de 6 posiciones y soporte lumbar en el caso del conductor, buena distancia hacia la pedalera para las piernas y un volante de doble regulación. El asiento del acompañante también tiene ajuste eléctrico, pero de 4 posiciones. Las plazas traseras cuentan con butacas deslizables longitudinalmente para regular el espacio para las piernas. Además, el respaldo es reclinable. Esta combinación provee un confort de clase ejecutiva. Punto sobresaliente del modelo.

Esta única versión Exclusive viene con equipamiento de alta gama. La paleta incluye, entre otros ítems: espejo retrovisor con antirreflejante automático, levantavidrios eléctricos, climatizador automático doble zona, sensores traseros para estacionar, sistema de navegación con brújula, llave inteligente, portón trasero de apertura automática, control de velocidad crucero, etc. Si cabe mencionar algún faltante importante, se extrañan las levas al volante para el sistema de cambio secuencial de la caja CVT.

El diseño del tablero es tradicional, con cuentavueltas y velocímetro en sendos cuadrantes análogos y un display digital central. La central multimedia cuenta con pantalla táctil de 7’’ con radio, CD, USB, AUX y Bluetooth.

El equipamiento de seguridad es generoso y completo. Cuenta, ante todo, con control de estabilidad, función fundamental para evitar que el auto pierda el control ante una maniobra imprevista. A este le suma control de ascenso y descenso de pendientes. Tiene 6 airbags: dos frontales, dos laterales y dos de cortina. El sistema de frenos viene con el combo completo: ABS con EBD y BA. Además, desde su última actualización, la X-Trail incorpora el sistema Nissan Intelligent Mobility (N.I.B.) que provee entre otras funciones, una cámara de visión 360 grados con detección de objetos cercanos en movimiento, además de alerta de punto ciego y alerta de salida involuntaria del carril. En los tests de impacto de Latin NCAP obtuvo muy buenos resultados, hablando de una carrocería preparada para proteger el habitáculo ante choques fuertes.

Con la salvedad de un motor obsoleto, consumidor en ciudad, y un sistema multimedia algo rústico, la Nissan X-Trail cumple con altos estándares en todos los rubros. El confort interior es inmejorable, tanto en el espacio interno como la suavidad al andar; el diseño es agradable; el sistema de tracción es eficiente; las funciones generales y de seguridad son cuantiosas y sofisticadas. Es un auto familiar en espíritu pero polivalente, que se adapta muy bien a casi cualquier uso que se le quiera dar. Desde este punto de vista, es un auto destinado a un público amplio, siempre y cuando el dinero no sea un limitante. La limitada gama de versiones seguramente le juega en contra. A la hora de elegir, no ofrece variables de precio, ni de motorización, ni de tracción, ni de caja. Esto sin dudas ahuyentará a varios potenciales compradores. Evidentemente Nissan tiene otras prioridades para nuestro mercado (ejem, Nissan Frontier). Dicho esto: lo que sí hay es de lo más completo del segmento. Si lo podés pagar, lo demás son nimiedades.