Volkswagen Fox

Versiones Fox

Fox

Connect

Resumen

Versión única de caja manual. Trae aire acondicionado, levantavidrios y espejos eléctricos y multimedia de 6,5'.

Resumen Fox:

Si buscás un auto espacioso, muy sencillo de manejar y de mantener, con este modelo podés dar justo en el blanco. El VW Fox es todo lo contrario a un deportivo, podríamos llamarlo un auto de paseo: está pensado para quienes desean comodidad a precios módicos, sin sacrificar calidad. El Fox es un modelo exitoso y con historia, pero ya en retirada. Hasta mediados de 2018 estaban disponibles las clásicas gamas Trendline, Confortline y Highline. Desde entonces solo se comercializa en una única versión estándar llamada Connect.

Moderno y llamativo: el Fox destaca por su silueta de líneas redondeadas, combinadas con detalles más filosos y agresivos como sus faros y su parrilla. Su perfil es alto: dista mucho en ese aspecto de los vehículos más deportivos, cuenta de 15”. La trompa no difiere a lo que acostumbra Volkswagen: una parrilla grande con entradas de aire deportivas, faros integrados y luces para la neblina en el paragolpes. La parrilla destaca por ser completamente negra, por lo que si compras el Fox en colores claros, sobretodo en blanco, se verá muy bien.

El Fox cuenta con un motor MSI de 1.6 litros, con 101 CV de potencia máxima. Este se combina únicamente con una transmisión manual de 5 velocidades. La tracción es delantera.

El motor del Fox acelera de 0 a 100 km/h en unos decentes 11.2 segundos con la caja manual. Unas prestaciones bastante estándares para el segmento en el cual se encuentra. El consumo en ciudad es de 9.8 litros por cada 100 kilómetros. En ruta por debajo de los 130 kilómetros es de 5.9. En ruta por encima de los 130 kilómetros por hora es de 7.5 kilómetros por litro.

En líneas generales es un excelente auto de paseo, muy fácil de manejar e inmune a los baches, topes e irregularidades del camino por lo blando de las suspensiones. Su posición de manejo y despeje con respecto al suelo le brindan gran confort al andar. En contraprestación esta misma característica le resta rendimiento en las curvas y maniobras, se inclina demasiado al doblar.

El Fox cuenta con buen espacio en la parte delantera, tanto de alto como de ancho y de largo. La posición de manejo es buena, ya que el asiento se regula en altura y distancia, al igual que el volante. Los asientos traseros cuentan con suficiente espacio tanto de largo como de ancho, además se pueden deslizar hacia adelante con distancia ajustable para darle más capacidad al maletero. El diseño de las butacas es algo recto: lejos de ser ergonómicos se tornan incómodos al utilizarlos por largo tiempo (un detalle que mejora en la versión Connect). El baúl tiene una capacidad de 270 litros, digno de un auto compacto, no del espacioso Fox.

El Fox Connect cuenta con un equipamiento muy básico: cierre centralizado con comando a distancia, volante multifunción, aire acondicionado manual y espejos retrovisores externos eléctricos. Hasta ahí llega el amor.

En contrapartida por sus accesorios espartanos, el Connect tiene la particularidad de, como su nombre lo sugiere, conectar de forma sencilla tu smartphone a la multimedia del vehículo para que se refleje en la pantalla táctil y de esta manera controlarlo desde la multimedia. La pantalla táctil para la versión Connect es de 6.5 pulgadas, mientras el resto de los modelos tienen una de 5.8 pulgadas. La versión Connect cuenta con 2 parlantes extra y una mejor calidad de sonido.

En línea con la filosofía “base” del Connect, la tecnología de seguridad fue sometida a mínimos. Tiene únicamente dos airbags frontales y frenos ABS. No cuenta con control de estabilidad y lo mejor que puede decirse es que dos de los tres cinturones traseros son de tres puntos. En los crash-tests de Latín Ncap, el Fox obtuvo una calificación de 3 estrellas, lo cual es aceptable, pero tampoco es para andar festejando mucho.

El Fox es tu auto ideal si te importa poco el manejo estilo deportivo y buscás algo fácil de conducir, con buen espacio en las plazas y de mantenimiento sencillo. En espacio interior es uno de los líderes del segmento. Por ser un modelo con los días contados, es solamente recomendable como un auto económico, para salir del paso. Los clamorosos faltantes de accesorios y seguridad, lo convierten en una opción de escaso atractivo.