Volkswagen Golf GTI

Versiones Golf GTI

Golf GTI

2.0 Tsi GTI

Resumen Golf GTI:

Renovado por tercera vez e importado desde México, el nuevo Golf GTI está disponible en nuestro país desde el 2017. Viene en dos de las clásicas líneas de Volkswagen: Confortline y Highline. Un auto con manejo deportivo, potente en su arranque y tecnológico en su andar. En Argentina solo está disponible en carrocería cuatro puertas. De todos los modelos estilo GTI compactos este se presenta como el de mejor prestaciones para el uso diario. Si querés algo más que un auto que corra mucho, con este GTI legendario obtendrás, además, atención al detalle, tecnología, confort, diseño y seguridad.

El frente de este clásico grita deportividad: tiene entradas de aire en forma de colmena, parrilla cromada, un paragolpes prominente y una línea roja distintiva que recorre todo su frente de punta a punta, incluso hasta en el interior de los faros Bi Xenon. La parte trasera cuenta con el clásico alerón grueso y un par de escapes que terminan de darle ese look deportivo y un sonido suculento. El resto del auto luce relativamente convencional: las líneas son modernas, rectas, un poco sobrias. Visto desde el costado no da una impresión tan deportiva. Entre los GTI, el Golf es el diseño más clásico.

Todas las versiones traen motor de 2.0 litros con turbocompresor de 220 caballos de fuerza. La caja de velocidades es automática con doble embrague (DSG) y la tracción es delantera.

Todas las versiones traen motor de 2.0 litros con turbocompresor de 220 caballos de fuerza. La caja de velocidades es automática con doble embrague (DSG) y la tracción es delantera.

De los disponibles en Argentina, es el auto deportivo pequeño con mejores prestaciones para el manejo en la ciudad, podrás pasar por baches e irregularidades sin mayor inconveniente. La dirección, a pesar de estar ligeramente asistida, es bastante directa y permite suficiente control del manejo sin ser tan dura como en otros vehículos, manteniéndose sin embargo dentro de estándares deportivos. Imagínate dar una curva a más de 100 km por hora y… nada, ni un chillido de las llantas: el desempeño de la carrocería y la suspensión en estas circunstancias es muy destacable.

Los asientos son cómodos y ergonómicos, el espacio adelante y en el habitáculo en general está lejos de ser chico y “claustrofóbico” como en el resto de sus rivales deportivos. Cuenta con dos salidas de aire independientes para la parte posterior y el baúl es correcto, ni muy grande ni muy pequeño, como para dos maletas medianas. Entran cuatro pasajeros con bastante comodidad, los cuales cuentan con cinturones de 3 puntos, apoya cabezas, poza brazos de ambos lados y espacio de almacenamiento de sobra. La insonorización es excelente: solo escucharás el rugir del auto al hacer los cambios y acelerar. Más allá de una quinta plaza no tan cómoda, el defecto más notable es que el techo solar, aún cerrado, deja pasar un poco de luz.

Cuenta con cierre centralizado, ventanas eléctricas, encendido por botón, retrovisores eléctricos, aire acondicionado con climatizador automático de doble zona, sensores de estacionamiento delanteros y traseros, bluetooth, conectividad con Apple y Android, comandos de voz integrados en el volante, luces para neblina, encendido automático de parabrisas y luces de led diurnas con encendido automático. En este sentido es verdaderamente completo. Como si esto fuera poco, tiene el sistema Park Assist, con el cual el auto se puede estacionar solo, tanto en línea recta como de manera perpendicular. No cuenta con sistema GPS integrado, cámara de reversa y no tiene una sola entrada USB en todo el vehículo.

La multimedia del Golf es excelente, con buena resolución y muy intuitiva. La pantalla central es de 5.8 pulgadas y tiene sensor de proximidad: te mostrará ciertos valores cuando estés manejando, y una vez que acerques la mano se desplegarán otros más variados.

Además de bien equipado, el Golf GTI es también bastante seguro. Cuenta con 7 airbags, frenos a disco en todas las llantas, sistema ABS, asistencia electrónica de frenado, sistema de estabilidad electro asistido, control de deslizamiento en la tracción y una carrocería diseñada para absorber de manera perfecta los impactos.

El Golf GTI es una buena elección si buscás un auto deportivo, sobre todo si es tu primera adquisición de este tipo y si será tu único vehículo. Tendrás a tu disposición un auto potente, divertido, cómodo para el manejo diario y realmente seguro. Si por el contrario lo que quieres es un look arriesgado, retador e intimidante que robe las miradas de todos mientras tú manejas con completo control del vehículo, quizás hagas mejor buscando en otro lado.