Volkswagen Golf

Versiones Golf

Golf

1.4 TSi Highline AT

Resumen

Versión full con caja automática. Suma techo solar.

Resumen Golf:

El Volkswagen Golf es un hatchback compacto disponible en una única versión naftera Highline 250TSI, con motor turbo y caja automática. Es un vehículo de diseño racional, un muy completo equipamiento de serie y una gran eficiencia mecánica que lo convierten en un clásico de su segmento.

El perfil frontal de esta nueva generación de Golf se caracteriza por una entrada de aire frontal, un parachoques que aumentó de tamaño, formas perfiladas y faros estilizados con look deportivo. El resto del vehículo no sufrió grandes cambios, aparte del perfil más bajo de sus llantas y su distancia recortada con el suelo, el modelo mantiene una deportividad bastante modesta que lo hace lucir más bien elegante. La versión Highline se distingue por sus llantas de perfil más deportivo, los faros de led Bi Xenón y su techo solar.

Los motores de la gama empiezan con un 1.6 de 110 caballos de fuerza en la Trendline. A partir de la Confortline, el motor es un 1.4 TSI unos impresionantes 150 caballos. La caja es manual de 5 velocidades en la versión Trendline. La versión Confortline permite optar por una manual de 6 velocidades o la automática de 7. La Highline, como es habitual, solo ofrece la caja automática. La tracción es delantera.

Acelera de 0 a 100 km/h en 9 segundos y su caja DSG automática de 7 velocidades y doble embrague se destaca por su rapidez. Sus consumos de combustible rondan en ciudad entre los 11 y 11.5 litros por cada 100 kilómetros. En ruta tiene un consumo de 5.3 por debajo de los 130 kilómetros por hora y 7.0 por arriba de los 130 kilómetros por hora.

La mecánica del Golf logra un buen equilibrio entre desempeño deportivo y confort. El Golf se adhiere a las curvas con mucha fuerza, permitiendo cruces violentos a altas velocidades sin mayor problema.

El interior del Golf se distingue por sus materiales y terminaciones de gran calidad, un factor que lo diferencia de la competencia. Los modelos Highline cuentan con techo solar, que le da ese toque de amplitud y frescura faltante en muchos de sus competidores. La posición de manejo es extremadamente cómoda. Todos los asientos son ergonómicos, cuentan con apoyacabezas y en el puesto del piloto el volante se regula en altura y profundidad. El Golf cuenta con materiales suaves estratégicamente posicionados para brindarte una experiencia de viaje más suave que en otros modelos de la competencia. Tiene buena altura, espacio más que suficiente y salidas de aire en la parte trasera. En cualquiera de sus líneas, entran confortablemente cuatro personas. La quinta plaza se ve limitada por un falso túnel de transmisión exageradamente elevado. El baúl es un punto en contra para el confort del Golf: si bien el volumen declarado es de 380 litros, la rueda de repuesto ocupa buena parte de la misma, limitando la capacidad a un par de maletas medianas.

En todas sus gamas el Golf cuenta sensor de proximidad, cierre centralizado, ventanas eléctricas delanteras, encendido por botón, retrovisores eléctricos, aire acondicionado con climatizador automático de doble zona, sensores de estacionamiento delanteros y traseros, comandos de voz integrados en el volante y cámara de retroceso. Los modelos Trendline no cuentan con luz anti neblina ni ventanas eléctricas para la parte trasera.

Todos los Golf cuentan con pantalla táctil de 8’’ para su sistema multimedia. La diferencia es que solo la versión Highline cuenta con el sistema “Discover Media” que incluye navegador integrado.

Todos los Golf, sin importar su gama, cuentan con el mismo equipamiento de seguridad. Esto incluye 7 airbags, frenos a disco en todas las llantas, sistema ABS para los frenos, sistema de estabilidad electro asistido, control anti deslizamiento para la tracción, sistema de seguridad pre/post colisión y la mejor calificación del segmento en las pruebas de impacto.

Si las prestaciones deportivas de un vehículo son tu prioridad, no hay mejor opción dentro su rango de precios que un Golf. No es exactamente un vehículo familiar pero perfectamente puede funcionar como tal, siempre que el espacio del baúl no sea un limitante severo. A la hora de elegir la versión, el que más equilibra sus prestaciones y precio es el Confortline. Por otro lado, el mantenimiento del Trendline, por ser manual, puede ser un alivio a la hora de saltarte los problemas que podrías sufrir con la caja DSG. Si tu billetera lo permite, el Highline brinda un look mucho más deportivo y el máximo equipamiento.