Volkswagen Voyage

Versiones Voyage

Voyage

1.6 Trendline

Resumen

Versión base de caja manual. Incluye aire acondicionado, levantavidrios manual y airbags frontales.

Resumen Voyage:

El Volkswagen Voyage es el sedán equivalente del Gol, disponible solo en su versión Trendline con caja manual y motor naftero. De apariencia sobria y precio accesible, destaca más por su valor utilitario que por sus prestaciones o su tecnología.

Este sedán mediano tiene muy buenas proporciones. La plataforma es la misma del Gol, por lo que los parecidos son evidentes. Desde el frente encontramos una trompa idéntica a la del Gol, con faros deportivos ligeramente redondeados, una entrada de aire frontal y un faldón que en este caso no cuenta con ningún detalle cromado ni con luces anti niebla. Lateralmente las líneas son sobrias, completamente rectas y alargadas. El perfil de las ruedas es alto y cuenta con un rodado de 14” con llantas clásicas. Cierra con su distintiva maleta estilo sedan redondeada conectada a un paragolpes grueso. Da la impresión que el carro te sonríe y es fácil reconocerle y diferenciarle de otros modelos de Volkswagen por ese detalle característico.

Su mecánica lo posiciona como el sedán confiable, el aguantador, el que siempre cumple. Debajo del capó cuenta con la combinación de caja y motor más probada de argentina. El motor es un 1.6 litros de ocho válvulas y modestos 101 caballos de fuerza. La caja es manual de 5 velocidades y la tracción el delantera.

Sus números son los esperables para un Gol de dimensiones ampliadas: Acelera de 0 a 100 en 11.5 segundos, lo cual está bastante bien, siendo que supera a otros modelos más caros de VW en este sentido. El consumo en ciudad se mantiene en rangos aceptables: tiene una independencia de 7,5 kilómetros por litro y en ruta es un poco más eficiente con 13.3 kilómetros por cada litro consumido.

Su tímido despliegue de caballos de fuerza se compensa con su gran desempeño a bajas revoluciones: entrega el máximo torque a tan solo 1500 vueltas, lo que le permite desempeñarse óptimamente en la ciudad. En ruta se nota muy exigido a altas velocidades, lo que impacta en los valores de consumo. El desempeño dinámico es correcto, lo justo para un sedán. No es un auto para exigir a fondo.

El diseño interior goza de buena distribución, brindando un espacio amplio y cómodo. Todos los elementos están ubicados en lugares intuitivos y correctos. La consola y el auto en general tienen materiales duros pero con buenas terminaciones. Los asientos son de tela, con un buen trabajo en las costuras y cojines muy cómodos. El volante por su parte es sencillo y clásico, sin comandos que lo hagan lucir un poco más sofisticado. El Voyage no tiene opciones de equipamientos diferentes que puedas pagar aparte. En la valuación general este auto cuenta con el interior más mundano producido por Volkswagen La posición de manejo es adecuada, pero no se puede regular el volante ni en altura ni en profundidad. Las plazas delanteras son cómodas, afelpadas, únicamente disponibles en tela, con regulación de distancia y altura. El espacio atrás es suficiente a lo largo, aunque no tanto de ancho. Pueden viajar dos adultos cómodos, y hasta un tercero siempre que el viaje no sea demasiado largo. Todas las plazas traseras cuentan con apoyacabezas, pero no de los más cómodos: bailan un poco cuando el carro frena o se mueve de manera brusca. El baúl tiene una capacidad excelente de 480 litros, muy versátil y con asientos abatibles, aunque estos no llegan a quedar en posición plana.

En Argentina el nuevo Voyage cuenta con un equipamiento bastante modesto, ya que la única gama disponible es la de entrada al modelo. Esto incluye soporte para celular Dock Station, aire acondicionado manual, computadora de abordo, volante estándar, espejos retrovisores manuales y levanta cristales manual.

El diseño del tablero es sobrio y simple: no despierta muchas emociones. El sistema multimedia es un estándar “Composition Media Plus” con CD, AM/FM, Bluetooth, Aux-in, USB y SD-card

Poco que decir y que elogiar en materia de seguridad. Cuenta con solo dos Airbags, discos a freno delanteros con ABS, cinco apoyacabezas y cinco cinturones. Aún no ha sido regulado por las pruebas de choque de la Latin Ncap: sirve de referencia la calificación de 3 estrellas para el Gol.

El Voyage está lejos de ser el auto perfecto y el hecho de que solo venga en una versión base lo hace menos atractivo. A cambio, es versátil, cómodo y sobretodo muy confiable y de mantenimiento sencillo. Si juzgás un auto por su carátula y estás buscando algo llamativo, este modelo no es para vos. Por el contrario si priorizás la calidad mecánica y la durabilidad, encontrarás en el Voyage un gran aliado para el trabajo y la vida cotidiana.